¿Cuándo fue la última vez que agradeciste el sabor de las fresas?

Siempre hay una ligera incomodidad al hablar -o escribir- acerca del desarrollo personal. En primera instancia está la necesidad de evaluar ¿quién soy yo para hablar de esto?

La primera respuesta es: alguien que está también en la búsqueda. Si no fuese el caso no tendría la opción de siquiera intentarlo. El que quiera hablar de cocina tendrá que ensuciarse y aprender sobre la marcha. Nadie nació sabiendo hacer un pastel y nadie vino a la vida con todas las respuestas.

El desarrollo personal también tiene una segunda complicación. A diferencia de la preparación de algunos platillos, donde puedo compartir el resultado de mis esfuerzos, en el caso de la mejora continua es imposible hacerlo por otros y para otros.

Creo en la generosidad y la energía enfocada a otros, pero también puedo dar cuenta de la delicada línea que existe entre el impulsar al de enfrente a desarrollar sus capacidades y empezar a evangelizar bajo recetas que no siempre sirven y no siempre saben igual.

El tercer reto es la imposibilidad de una meta compartida. Es un error asumir que vemos el final del trayecto de la misma manera. Tenemos que entender que estamos en proceso y el camino es la meta. No hay una línea y un reloj que nos diga que hemos llegado. Me cuesta mucho trabajo explicar la forma como llegó a mí esta conclusión. Tal como hablaba hace poco con uno de mis mentores, practice is perfect, no podemos estar pensando en cierto resultado cuando estamos en la búsqueda, porque entonces no estamos buscando mejorar, estamos buscando llegar. ¿Y luego qué?

Con todo y estos tres retos podemos encontrar una pieza sobre la cual asentar el camino para el desarrollo personal: el agradecimiento.

Everything is a gift. The degree to which we are awake to this truth is a measure of our gratefulness, and gratefulness is a measure of our aliveness. — DAVID STEINDL-RAST

Es la primera pieza porque es a su vez flexible y robusta. Si tú le preguntaras a diversas personas acerca de la gratitud tendrías casi tantas respuestas como encuestados. Para algunos es un sentimiento, otra la ven como una práctica e incluso puede llegar a verse como una predisposición u obligación. Hay quien lo ve como un rasgo intrínsecamente humano y quien lo ve como ingrediente cultural.

Por más que todos podríamos dar ejemplos de momentos en los que nos hemos sentido agradecidos, difícilmente podríamos llegar a una definición común.

Imagen extraída del Libro Grateful de Diana Butler Bass

Según la autora protestante Diana Butler Bass, el agradecimiento involucra dos formas de experiencia: las emociones como sentimientos en respuesta a los regalos de la vida, y la ética como acciones en respuesta a los regalos. Estas a su vez se desenvuelven en dos arenas de nuestra vida: la personal, yo como individuo y la pública, nosotros como comunidad.

En general, el sustrato que nutre estos cuatro momentos tiene que ver con la predisposición a ver el mundo como un lugar lleno de regalos.

En su libro Braiding Sweetgrass, Robin Wall Kimmerer expresa que la naturaleza de los objetos cambia dependiendo de la forma como llegan a nosotros. Desde pequeña Kimmerer formó su pensamiento en una tradición que celebra la naturaleza como un regalo y una responsabilidad. Para la Nación Potawatomi vivimos en un entorno colmado de regalos y eso crea una relación continua con el medio ambiente.

En la lengua de esta Nación el ser generoso y agradecido se podría traducir como “ser como una fresa”. Y es que las fresas son ejemplos que nos permiten aprender a disfrutar de la vida como un regalo. La dulzura, color y aroma de estos frutos nos envuelve muchas veces en platillos que compartimos al celebrar.

Si bien es cierto que estas características podrían entenderse desde una perspectiva estrictamente evolutiva -donde la Fragaria × ananassa está buscando mantenerse apetitosa para atraer a los polinizadores, la realidad es que existen muchos escenarios donde no habría sido así. Por eso es un obsequio, ya que nada tuvimos que hacer para disfrutarla tal como llega a nosotros.

El agradecimiento nos libera y nos une. Estar constantemente reconociendo los regalos que recibimos podría parecer trivial dentro de nuestras tareas diarias, pero es un buen arranque en el camino del desarrollo personal.

No podemos estar pensando en ser más disciplinados u ordenados si no estamos en posibilidad de construir un contexto que haga que valga la pena el esfuerzo.

Ese contexto es la posibilidad de reconocer en cada circunstancia, evento o situación -aún si viene en forma de reto- un regalo, que hemos recibido con beneficios inesperados en donde somos capaces de responder con palabras y acciones para convertirnos en una mejor versión de nosotros mismos. Es el ser agradecidos.

¿Cómo funciona el Optimismo Accionable?

Esta información llegará cada lunes por la noche 📫, al final del día pero a inicio de la semana, para que tengamos oportunidad de generar el hábito, saber que sin importar si fue un día muy pesado, terminará con una chispa de inspiración para seguir adelante con la semana.

Mi compromiso contigo es buscar que el tiempo dedicado a la recomendación semanal logre alguno de los siguientes resultados:

– 🏆 Motivarte a generar cambios concretos, graduales, positivos en tu vida, sin saturar con información obvia, pero sin complicarlo de más.
– 🌿 Recordarte cada semana que todavía hay tiempo suficiente, aun si las notas cotidianas sugieren lo contrario, asumir el control de nuestros hábitos cambia nuestra relación con el mundo, y a la larga, cambia el mundo.
– 🎨 Invitarte a contribuir con reflexiones o “caídas de veinte”, porque por experiencia te puedo decir que mucho de lo que viviremos en las próximas semanas, lo incluye en el paquete.

La estructura será la siguiente:

1. Introducción con información de apoyo sobre cómo transformar nuestro comportamiento y reducir efectivamente nuestra huella ambiental.
2. La recomendación de la semana con una estimación de costo, complejidad e impacto. Así podrás decidir más fácil si esa semana le entras o no.
3. Cuatro ligas con contenido relacionado por si quieres profundizar en el tema.
4. Por último, una cita o frase que nos sirva como mantra para repetir durante los días siguientes, si es que decides participar esa semana.

Si te quieres inscribir deja tu información en esta liga.

También puedes seguir el Instagram: @optimismoaccionable

Espero la disfrutes.
Marcelo.

Optimismo Accionable

¿Qué es ser un user lover?

Userlovers

Desde hace medio año, un poco más, en la agencia hemos adoptado un término que me gustaría compartir: User Lover.

En general nuestro mantra, tal como viene en Twitter, es:

We’re a pack of user lovers, insight makers, social addicts, brand arousers & greatness warriors.

¿Qué significa esto?

Significa poner constantemente al usuario en el centro de las reuniones. Es nuestra responsabilidad, en el proceso de construcción con clientes y aliados, recordar que cualquier esfuerzo tiene que ir de acuerdo con las necesidades, expresas y tácitas, de nuestros usuarios. Más aún, es indispensable poder entenderlos como individuos más que como demográficos, necesitamos poder ayudar a las marcas a sacudirse antiguas visiones y empatizar con personas.

No siempre es posible hacerlo en un corto plazo, y si bien es una necesidad de negocio cada vez más apremiante, tampoco significa que no entendamos la responsabilidad que tiene un brand manager, un emprendedor y cualquier persona responsable de una marca o empresa. Simplemente queremos llegar a pelear junto con ellos por la grandeza. Porque si vas a nuestra oficina, verás que We Are Fucking Great.

Innovar las juntas

Mucho del tiempo de oficina se invierte en juntas, en reuniones, en actualizaciones. Mucha tinta se ha escrito sobre mecanismos para hacer más disfrutables y eficientes las juntas, particularmente me gusta la propuesta del Modern Meeting Standard de Al Pittampalli.

También las aplicaciones de coordinación de equipos como Asana, Teamwork y BaseCamp parten de que un gran pain de los usuarios es acudir a reuniones. Muchas veces los esfuerzos se quedan a medias, generando lo que llamaría “La Paradoja del Tiempo de Oficina”, en donde todos los miembros tienen incentivos a hacer reuniones más eficientes, coordinar mejor el papel de por qué está convocada cada persona y buscar outcomes claros siempre; pero casi nunca hay capacidad de mantener estándares de juntas que no se difuminen con el tiempo.

¿Qué hacen en sus espacios de trabajo para minimizar o mejorar las juntas?

UX es como te sientes

La mejor manera de definir el UX es a través del estado anímico. Si algo, o alguien, te hace enojar no tiene un buen UX. Por el contrario, si una marca, institución o aplicación permite que te sientas bien, en control y seguro de lo que sigue es el mejor posible.

Lean a la mexicana

En México por lo general somos Lean. Solo nos falta aprender a aprender.

De acuerdo con el modelo de Eric Ries el camino es lineal, se tiene una idea, se construye, se mide y se aprende. A nosotros nada más nos falta sistematizar el tercer paso, porque en realidad cuando alguien en nuestro país busca abrir un negocio normalmente no se detiene a pensar en el “big batch“, por el contrario, inicia y ajusta sobre la marcha.

Para muestra cualquier taqueria, agencia de digital o puesto ambulante de su preferencia.

metodologia-lean-startup

 

¿Innovar la comida chatarra? We better.

Chocolates

The Guardian publicó una nota que debe llamar nuestra atención.  Según el autor, Ramón Vera Herrera, el crecimiento de empresas de comida procesada ha generado efectos negativos en los países en vías de desarrollo, particularmente en México.

El caso de México es el más notable por la prevalencia de diabetes en distintos espacios poblacionales, tan solo mencionar que 1 de cada 3 niños en nuestro país tiene sobrepeso . Con más de 30 tratados de libre comercio somos ya uno de los principales productores de comida procesada en el mundo y compañías como Pepsi y Nestlé han hecho una ganancia de más de 29 mil millones de dólares tan solo en 2012.

La innovación como factor de bienestar

Nadie pide que las empresas dejen de crecer, hoy en día eso implicaría una sentencia de muerte; sin embargo, es indispensable que los equipos de R&D, los tomadores de decisiones y en general todos los stakeholders metan en la ecuación el bienestar de la población a la que sirven. Es aquí donde resulta importante el papel de la innovación.

Una primera propuesta sería la búsqueda activa de innovación empoderadora, para tomar la clasificación del profesor de Harvard Clayton Christensen, que la define como aquella que mejora la calidad de vida de un número importante de personas y tiene un efecto en la creación de trabajos. Los otros dos tipos de innovación: sostenible y eficiente, únicamente desplazan productos hacia los anaqueles, y aunque mueven el molino de la economía, generan efectos como el mencionado en la nota de The Guardian.

Los esfuerzos como Empresa Socialmente Responsable y demás acreditaciones difícilmente podrán compararse en sus efectos con los resultados de productos que no entienden los hábitos del consumidor, que no atacan de manera contextual las necesidades y, dicho de forma clara, que no se preocupan verdaderamente por el bienestar de las personas.

Más que derechos, incentivos económicos

La discusión muchas veces se centra sobre “el derecho” de las personas a una mejor calidad de vida, pero en general es un tema que podría deslindarse de lo político, desde la perspectiva de empresa, tendríamos que alinear los incentivos para  maximizar sus utilidades al tiempo que busquen el bienestar -y la permanencia- de sus consumidores.

Si las personas empiezan a usar su ingreso disponible en tratamientos médicos y demás paliativos, veo muy complicado que sea un mercado sostenible para la industria. Just saying.

Es más de lo que dices

tim-cook-apple-ceo1

Tu experiencia de usuario está definida por tus acciones, no por tus declaraciones.

Los líderes de Silicon Valley han optado por ser críticos y hacer eco a los detractores de la polémica y recién aprobada ley de derechos religiosos en Indiana, misma que da al Estado la capacidad de limitar la libertad religiosa y autoriza el uso de argumentos de dogma en casos judiciales.

Los Tim Cook del mundo siguen balanceando sus dos frentes: estar del lado de sus consumidores, promover sus valores y defenderlos frente a los temas que les afectan, siempre procurando los intereses financieros que les rigen y manteniendo una delicada línea que no afecte demasiado a la clase política.

Podemos entender este posicionamiento como un avance, si Wall Street y Pennsylvania Avenue dan los incentivos correctos deberíamos esperar que cada vez haya más de esto.

Abrir nuevos mercados es hacer networking

Fruta

You can make more friends in two months by becoming interested in other people than you can in two years by trying to get other people interested in you. – Dale Carnegie

Siguiendo con las historias del evento de la semana pasada, me doy cuenta que para pocas personas es natural hacer “networking”. Acercarse como conocidos con desconocidos, encontrar la más remota posibilidad de puntos en común y a partir de ahí construir una conversación que no sea completamente incomoda.

Ese es un atributo muy valioso que distingue a los verdaderos “publirelacionistas” de cualquier Marcelo en un evento de industria.

Sin embargo, esta estrategia es más relevante para las empresas. Para poder expandir el mercado y llegar a más personas, las empresas tendrían que empezar a “hacer networking”. ¿A qué me refiero?

De acuerdo con el modelo de los no clientes de W. Chan Kim y Renée Mauborgne, autores del libro “Blue Ocean Strategy”, para poder llegar a mercados totalmente inexplorados las marcas tienen que ir más allá de sus clientes actuales, deben de pasar por los más cercanos, conocer a los que se niegan y por último hablar con los que no tienen nada que ver con ellos.

3Tiers-Non-Costumers

A mi no me engañan, esto es hacer networking. Tan incómodo con efectivo para el desarrollo de nuevas relaciones, de crecimiento conjunto y de nuevas oportunidades.

 

Recapitulando el HBR Summit de León

En días pasados tuve la oportunidad de asistir al Harvard Business Summit organizado por Harvard Business Review en conjunto con OPINNO.

El HBR Summit se realizó en mi natal León Guanajuato con la asistencia de más de 700 personas. En general se compartieron tesis interesantes, pero las más útiles fueron las siguientes:

1.- La innovación proviene de la economía, no de la tecnología. (Julie Marie Meyer)

2.- La cultura le gana a la estrategia. (Daniel Servitje)

3.- Debemos de tener un “talent strategy”, no solo un “business strategy” (Steve Cadigan)

4.- Si el mercado define tu precio estás perdido. (Alejandro Ruelas Gossi)

5.- Es más fácil volver administradores a los líderes que líderes a los administradores. (Jacob Morgan)

6.- Vemos las cosas no como son, sino como somos nosotros mismos (Mario Alonso Puig)

7.- La segmentación ya no es demográfica, piensa en para quién puede servir tu producto (Alberto Levy)

8.- Las grandes transformaciones se deben hacer leapfrogging a las tecnologías actuales (Arvind Gupta)