:(

Not found.

Lean a la mexicana

En México por lo general somos Lean. Solo nos falta aprender a aprender.

De acuerdo con el modelo de Eric Ries el camino es lineal, se tiene una idea, se construye, se mide y se aprende. A nosotros nada más nos falta sistematizar el tercer paso, porque en realidad cuando alguien en nuestro país busca abrir un negocio normalmente no se detiene a pensar en el “big batch“, por el contrario, inicia y ajusta sobre la marcha.

Para muestra cualquier taqueria, agencia de digital o puesto ambulante de su preferencia.

metodologia-lean-startup

 

¿Innovar la comida chatarra? We better.

Chocolates

The Guardian publicó una nota que debe llamar nuestra atención.  Según el autor, Ramón Vera Herrera, el crecimiento de empresas de comida procesada ha generado efectos negativos en los países en vías de desarrollo, particularmente en México.

El caso de México es el más notable por la prevalencia de diabetes en distintos espacios poblacionales, tan solo mencionar que 1 de cada 3 niños en nuestro país tiene sobrepeso . Con más de 30 tratados de libre comercio somos ya uno de los principales productores de comida procesada en el mundo y compañías como Pepsi y Nestlé han hecho una ganancia de más de 29 mil millones de dólares tan solo en 2012.

La innovación como factor de bienestar

Nadie pide que las empresas dejen de crecer, hoy en día eso implicaría una sentencia de muerte; sin embargo, es indispensable que los equipos de R&D, los tomadores de decisiones y en general todos los stakeholders metan en la ecuación el bienestar de la población a la que sirven. Es aquí donde resulta importante el papel de la innovación.

Una primera propuesta sería la búsqueda activa de innovación empoderadora, para tomar la clasificación del profesor de Harvard Clayton Christensen, que la define como aquella que mejora la calidad de vida de un número importante de personas y tiene un efecto en la creación de trabajos. Los otros dos tipos de innovación: sostenible y eficiente, únicamente desplazan productos hacia los anaqueles, y aunque mueven el molino de la economía, generan efectos como el mencionado en la nota de The Guardian.

Los esfuerzos como Empresa Socialmente Responsable y demás acreditaciones difícilmente podrán compararse en sus efectos con los resultados de productos que no entienden los hábitos del consumidor, que no atacan de manera contextual las necesidades y, dicho de forma clara, que no se preocupan verdaderamente por el bienestar de las personas.

Más que derechos, incentivos económicos

La discusión muchas veces se centra sobre “el derecho” de las personas a una mejor calidad de vida, pero en general es un tema que podría deslindarse de lo político, desde la perspectiva de empresa, tendríamos que alinear los incentivos para  maximizar sus utilidades al tiempo que busquen el bienestar -y la permanencia- de sus consumidores.

Si las personas empiezan a usar su ingreso disponible en tratamientos médicos y demás paliativos, veo muy complicado que sea un mercado sostenible para la industria. Just saying.

Es más de lo que dices

tim-cook-apple-ceo1

Tu experiencia de usuario está definida por tus acciones, no por tus declaraciones.

Los líderes de Silicon Valley han optado por ser críticos y hacer eco a los detractores de la polémica y recién aprobada ley de derechos religiosos en Indiana, misma que da al Estado la capacidad de limitar la libertad religiosa y autoriza el uso de argumentos de dogma en casos judiciales.

Los Tim Cook del mundo siguen balanceando sus dos frentes: estar del lado de sus consumidores, promover sus valores y defenderlos frente a los temas que les afectan, siempre procurando los intereses financieros que les rigen y manteniendo una delicada línea que no afecte demasiado a la clase política.

Podemos entender este posicionamiento como un avance, si Wall Street y Pennsylvania Avenue dan los incentivos correctos deberíamos esperar que cada vez haya más de esto.

Abrir nuevos mercados es hacer networking

Fruta

You can make more friends in two months by becoming interested in other people than you can in two years by trying to get other people interested in you. – Dale Carnegie

Siguiendo con las historias del evento de la semana pasada, me doy cuenta que para pocas personas es natural hacer “networking”. Acercarse como conocidos con desconocidos, encontrar la más remota posibilidad de puntos en común y a partir de ahí construir una conversación que no sea completamente incomoda.

Ese es un atributo muy valioso que distingue a los verdaderos “publirelacionistas” de cualquier Marcelo en un evento de industria.

Sin embargo, esta estrategia es más relevante para las empresas. Para poder expandir el mercado y llegar a más personas, las empresas tendrían que empezar a “hacer networking”. ¿A qué me refiero?

De acuerdo con el modelo de los no clientes de W. Chan Kim y Renée Mauborgne, autores del libro “Blue Ocean Strategy”, para poder llegar a mercados totalmente inexplorados las marcas tienen que ir más allá de sus clientes actuales, deben de pasar por los más cercanos, conocer a los que se niegan y por último hablar con los que no tienen nada que ver con ellos.

3Tiers-Non-Costumers

A mi no me engañan, esto es hacer networking. Tan incómodo con efectivo para el desarrollo de nuevas relaciones, de crecimiento conjunto y de nuevas oportunidades.

 

Recapitulando el HBR Summit de León

En días pasados tuve la oportunidad de asistir al Harvard Business Summit organizado por Harvard Business Review en conjunto con OPINNO.

El HBR Summit se realizó en mi natal León Guanajuato con la asistencia de más de 700 personas. En general se compartieron tesis interesantes, pero las más útiles fueron las siguientes:

1.- La innovación proviene de la economía, no de la tecnología. (Julie Marie Meyer)

2.- La cultura le gana a la estrategia. (Daniel Servitje)

3.- Debemos de tener un “talent strategy”, no solo un “business strategy” (Steve Cadigan)

4.- Si el mercado define tu precio estás perdido. (Alejandro Ruelas Gossi)

5.- Es más fácil volver administradores a los líderes que líderes a los administradores. (Jacob Morgan)

6.- Vemos las cosas no como son, sino como somos nosotros mismos (Mario Alonso Puig)

7.- La segmentación ya no es demográfica, piensa en para quién puede servir tu producto (Alberto Levy)

8.- Las grandes transformaciones se deben hacer leapfrogging a las tecnologías actuales (Arvind Gupta)

“Yo soy yo y mis expectativas”

De acuerdo con el filósofo español José Ortega y Gasset, el hombre parte de su contexto, tal como lo escribe en sus Meditaciones del Quijote: “Yo soy yo y mi circunstancia y si no la salvo a ella no me salvo yo”.

Si se me permite el atrevimiento diría que también somos parte de nuestras expectativas. Cada que adquirimos un producto o un servicio, cada que ingresamos a un banco o compramos un nuevo celular tenemos un set de expectativas que viene determinado por experiencias previas, por la promesa de marketing y por nuestra capacidad de asociar resultados a través de circunstancias análogas.

Expectativas vs Realidad

Esta tabla detalla el efecto que tienen las expectativas en el consumo de una marca, y la importancia de evaluar constantemente qué esperan nuestros usuarios de nosotros.

Time to Relief #TTR

TTREste es un concepto que permite medir el tiempo que pasa entre la detección de las necesidades del usuario y su solución en el mercado.

Hoy en día las empresas no necesitan pasar por la falsa disyuntiva entre el valor de una idea y el valor de las acciones. Hace un par de lustros se hablaría de cómo empresas tipo Uber, AirBnB y demás no tienen un solo activo y aún así logran un valor multimillonario.

Si se me permite plantear una hipótesis, no es que tenga más valor la idea o la aplicación -el código, los tornillos, las horas trabajadas.

Lo que tiene un verdadero valor es que son las primeras en detectar un nuevo mercado, desarrollar una solución y minimizar el tiempo que toma en surtir efecto en la vida de las personas: (Time to Relief)

No confundir al TTR con el Lean Startup y otras metodologías de desarrollo ágil. Este planteamiento tiene que ver con una serie de métodos de inmersión, diseño, desarrollo, administración y lanzamiento que permiten facilitar y mejorar la vida de las personas en el menor tiempo posible, de la forma más eficaz y con la máxima rentabilidad.

 

Los 5 principios de la comunicación digital

Si estás teniendo problemas para generar conversaciones y lograr que la comunidad en torno a tu marca se vincule más y más frecuentemente, recuerda el abc del engagement que propone Marketo:

A los individuos
asado en su comportamiento
onstante en el tiempo
irigido hacia un objetivo
n donde sea que se encuentren

Suponer es bueno, pero encontrar es mejor

Cara-Blanca

Hay un fenómeno que hace que nuestra cabeza piense que ya logró algo con solo decirlo. Es por ello que muchas veces la mejor estrategia para cumplir un propósito es no hablar de él.

En esta misma línea, muchas empresas al momento de llegar a una buena suposición creen que han encontrado lo que sus clientes buscan. Ahí mismo paran porque posiblemente hay mucho esfuerzo detrás de dicha conclusión, o su portavoz tiene la capacidad de argumentar de forma clara. Hay que tener mucho cuidado.

Sólo cuando se tiene que optar por la agilidad, y los efectos de la decisión no son fatales, es cuando podemos equiparar una “educated guess” con una necesidad validada por el usuario.

Si no hemos podido preguntarle al usuario, si no hemos podido hacer pruebas piloto o algún esquema de prototipado rápido, tenemos que estar muy atentos al riesgo que eso implica y los resultados que esperamos obtener, porque si ajustamos los resultados de forma que validen nuestro supuesto, este podría durar más tiempo del debido como una verdad sobre la cual opere la empresa.

¿Por qué vender las llantas en cajas?

Durante mucho tiempo las llantas se empaquetaban y distribuían protegidas por una caja de cartón. Fue hasta que uno de los empleados más jóvenes decidió preguntar por qué si el material y características de la rueda permitían que se transportara sin embalaje, este se seguía empleando. Resulta que cuando las llantas tenían cara blanca, era indispensable protegerlas de esta forma, para evitar que llegaran manchadas, pero cuando quedaron en desuso, tomó años darse cuenta de que no era por un enfoque de usuario, pero por un supuesto ya equivocado, que no se había hecho dicho ajuste.

Posiblemente alguien habría podido argumentar que era porque así lo pedía la gente, que así estaban acostumbrados, que creerían que el producto bajó de calidad. Pero el tiempo ha demostrado que no era una necesidad del usuario, era una herencia de la operación.

Recordar es volver a vivir, el poder de las historias en los negocios

Historias

Hay que tener mucho cuidado con los datos. Pueden hacerte creer que estás en lo cierto y, peor aún, puedes estarlo.

Pero de nada sirve tener la razón si las personas no pueden ni siquiera recordar sobre qué estábamos hablando. Este es un error muy común en el mundo de los negocios. Horas completas y miles de tazas de café se invierten cada día para conformar presentaciones que tengan un sustento sólido en datos y análisis, pero que nada hacen por su audiencia.

Si vamos a disponer del tiempo de las personas es importante que mostremos respeto, es importante que salgan de la reunión con la satisfacción del tiempo bien invertido y avances en las necesidades que originaron la reunión. Para lograr esto es indispensable que puedan vivir a fondo el tema abordado. Cuando hacemos presentaciones exclusivamente con datos, por muy buenos que sean, no damos más opción a nuestra audiencia que estar o no de acuerdo.

Las historias se recuerdan

Si nos apoyamos en historias se activan diversos espacios sensoriales del cerebro, hacemos que las personas “vivan” en cierta medida el hecho y con ello hay más factores que pueden motivar una vinculación con nuestra idea. Asimismo, facilitan el pensamiento lateral que a su vez puede traer nuevas perspectivas y soluciones a la mesa.

Dicho de otra manera, plantear las ideas a través de historias hace más probable llegar a soluciones que cuando “justificamos con datos” una propuesta, y abrimos las opciones a dos: la posibilidad de vetarla o no.

The Neuroscience Of Storytelling (For Presentations) from Ethos3 | Presentation Design and Training