El papel del poster en papel

Cuando voy de un lugar a otro suelo fijarme en la decoración urbana. Publicidad aparte, lo que más logra llamar mi atención es la proliferación del sello de clausura con el que el Jefe de Gobierno decora la ciudad. (De hecho llevo varios días pensando en hacer una clausura de los sellos de clausura, pero imagino al final que no sería bien recibida por la autoridad. Ni detectada por la amable concurrencia.)

Los posters están diseñados para ser publicados, no para ser archivados en algún disco duro, dice más o menos Steven Heller en el ensayo Up Against the Wall de su libro Design Cult [link a iTunes/Books]. Ahí enumera a manera de argumento los posters más recientes e impactantes de la idiosincracia norteamericana.

CollagePosters

Poster en contracultura

El poster en la contracultura tiene un camino recorrido en distintas lenguas y con más historia de la que podríamos retomar aquí. Pero con todo el trajín tecnológico y las nuevas formas de comunicación se mantiene como un espacio de protesta que requiere más que una app. En realidad se requiere de una noción o una idea lo suficientemente poderosa que lleve a alguien a preparar la mezcla de engrudo para salir a la calle y tapizar su espacio.